Primaria baja

El Bosque de Micael es un espacio único en la CDMX ya que a solo 5 minutos de Santa Fe, el niño camina todos los días por un hermoso bosque en donde puede saltar y correr libremente desarrollando su cuerpo y su inteligencia, ya que el movimiento promueve las conexiones neuronales en la primera infancia, más que cualquier otra actividad.

 

La Primaria El Bosque de Micael es el espacio propicio para desarrollar la individualidad y procesos de los niños, dando oportunidad a la máxima expresión de sus talentos.
Por medio del arte, contacto con la naturaleza y un ritmo armónico.

Nuestros estudios son validados por la SEP, a través del INEA.

La libertad de cátedra ejercida por nuestro modelo pedagógico es validada en México por la Secretaría de Educación Pública.

Esto, gracias al certificado expedido por el INEA, derivado al Artículo reformado DOF 28-01-2011, de la Ley General de Educación, en su Capítulo 4º, artículos 61 y 64.

Acuerdo de Incorporación SEP Num. PRER-09110099

CCT 09PJN59 921        CVE ECO P-2510-279

Los siguientes años

Iniciamos nuestro día cantando, todos y todas nos saludamos y a través de las rondas empezamos a activarnos.

 

Tomamos nuestros macutos, que contienen herramientas que todo explorador necesita y nos preparamos para nuestra caminata en el bosque, que cada día tiene un objetivo académico diferente. Poco a poco, entre más nos adentramos en el bosque, nuestra curiosidad empieza a despertar, observamos, nos cuestionamos, descubrimos, y también nos reconectamos con la naturaleza. 

 

Continuamos hasta llegar a nuestro lugar especial, donde rodeados de árboles damos inicio a nuestra clase principal, en la cual abordamos las materias de Español y Matemáticas, las cuales complementamos con ejercicios y actividades que puedan llevarse a cabo al aire libre y con materiales didácticos naturales. Además, complementamos nuestro aprendizaje con el desarrollo de habilidades musicales, artísticas y manuales. 

 

Llegada la hora del almuerzo, guardamos nuestros materiales y nos trasladamos al campo. Entre todos preparamos la comida, recetas sencillas, nutritivas y muy ricas, (generalmente diseñadas por los niños y niñas). En ocasiones, hacemos uso de fogatas para calentar nuestras bebidas y alimentos, sobretodo en épocas frías. 

 

El mejor momento para jugar y echar a volar la imaginación es después del almuerzo. Es uno de los momentos favoritos del día para los niños y niñas, porque cada quien crea su experiencia de aprendizaje, se divierten y fortalecemos nuestros vínculos como grupo, en ese momento, las maestras nos volvemos observadoras y acompañantes del proceso individual de cada uno de ellos. El movimiento siempre está presente, y después de una sesión de juego libre, ese movimiento se transforma en actividades dirigidas, como el juego con pelotas y el tiro con arco, que refuerzan los temas vistos en la clase principal. 

 

Nuestro día continúa, dependiendo del cronograma, complementamos nuestros objetivos de aprendizaje en el huerto escolar, la granja y el hípico, sitios que también mejoran el vínculo que tenemos con otros seres vivos. Todos los días, fomentamos prácticas que los forman como personas transformadoras de cambio, tanto social como ambiental. 

 

Concluimos nuestro día con una narración, a veces somos oyentes y otras contadores de historias, siempre disfrutamos éste tiempo para imaginar a los personajes y paisajes. Platicamos sobre nuestro momento favorito del día, sobre cómo nos sentimos y decimos hasta mañana con una canción.

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

© El Bosque de Micael A.C.

Acuerdo de Incorporación SEP Num. PRER-09110099

CCT 09PJN59 921        CVE ECO P-2510-279

Av. 16 de Septiembre Nº 7
Contadero, CP 05500
Cuajimalpa, CDMX